Demolición de los vestuarios de la instalación deportiva del barrio del Aeropuerto

El derribo de los vestuarios convierte en una escombrera la instalación deportiva del barrio Aeropuerto

El pasado lunes, 28 de diciembre, comenzó sin previo aviso el derribo de las casetas en las que se localizaban los vestuarios de la instalación deportiva del barrio del Aeropuerto, situada en la calle Medina de Pomar.

Las actuaciones están siendo promovidas por el distrito de Barajas, que ha optado por esta vía para intentar poner fin al vandalismo de las instalaciones.

Ya en el mes de octubre el Pleno del distrito aprobó una proposición del PSOE que, aunque originalmente buscaba la eliminación de las casetas, tras una enmienda del grupo Más Madrid fue reformulada para solicitar la clausura de las construcciones con el fin de acabar con su uso indebido.

Intervención de la Policía Municipal

En la tarde del martes la Policía Municipal se personó en el lugar de los trabajos y comprobó que las obras no estaban debidamente señalizadas, ni valladas ni se estaba haciendo uso de las medidas de protección laboral necesarias.

Fuentes policiales indican que los trabajadores no contaban con ningún documento que probase una relación contractual con la Junta Municipal de Barajas, aunque los responsables de las actuaciones aseguraron tener un acuerdo verbal.

Desde la Junta Municipal se confirmó que la destrucción de los vestuarios había sido autorizada.

Escombros, fragmentos de metal y cristal esparcidos por el campo de fútbol 11

La eliminación de las construcciones se ha realizado en dos fases: una primera en la que han sido trasladadas desde su emplazamiento original hasta el interior del campo de fútbol 11, y una segunda en la que han sido destruidas para su posterior traslado.

Ha sido esta segunda fase la que mayor indignación ha causado en el vecindario, al comprobar que se ha realizado sobre el campo de juego sin hacer uso de contenedores de escombros. Esto ha ocasionado que los fragmentos de fibra de vidrio, poliuretano, metal y cristal hayan quedado diseminados por la zona norte de la instalación.

Los vecinos temen que, dada la cantidad de fragmentos que han sido generados, no se realice la limpieza o no se retire la totalidad de los residuos, pudiendo causar lesiones al permanecer ocultos en el terreno en una zona destinada a la práctica deportiva.

Más Madrid califica las actuaciones de “chapuza” mientras que el PSOE se congratula

El inicio de los trabajos también ha tenido reacción por parte de los grupos políticos con representación en la Junta Municipal de Distrito.

Desde Más Madrid se criticó la gestión de la Concejala-Presidenta de Barajas y delegada de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Sofía Miranda, asegurando que se estaba incumpliendo un acuerdo plenario y tildaron las actuaciones de “chapuza”.

Por su parte, el PSOE, que desde un primer momento defendió la eliminación de los vestuarios, se felicitó por la retirada de los barracones, indicando que “ya no eran unos vestuarios”, sino que se utilizaban “para fiestas y botellones”.

La asociación vecinal Aeropuerto Participa criticó la gestión de la obra y lamentó que se haya optado por la eliminación de las construcciones, valorando que no será el final de los problemas ya que estos se producen ante la falta de mantenimiento, iluminación y vigilancia de la instalación deportiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.